El estrés, las distracciones externas en el ambiente, tu propia mente errante, también reducen la brecha de atención, acá tips para mejorarla 

La atención es un recurso limitado que involucra las funciones superiores de tu cerebro, por lo tanto, es importante decidir en que la usas. Para  poder lograr tus objetivos, hay que aprender a controlar las distracciones y pensar en qué inviertes la atención diariamente.

En otras palabras, ¿Cuántas horas al día inviertes en ocuparte de lo que es realmente importante para ti?

Los upgrade son necesarios e indispensable para lograr un mejor funcionamiento de tu computadora, tu móvil y aplicaciones. Aunque debes esperar, sin usarlo por unos minutos, luego te puedes llegar a sorprender con las cosas nuevas que podrás ejecutar. ¿Cuántas veces a la semana haces un upgrade de ti mismo?

Atención es un recurso limitado, decide en que la inviertes diariamente

Iniciaré contándote algo que le ocurría a un líder que le hice coaching hace algunos meses y creo que te puede haber sucedido más de alguna vez algo así.

 Gustavo a las 9am tenía que contestar un mail urgente a su gerente de división, le pedía unos informes que necesitaba para una presentación, que dictaría durante la mañana. Pero, en eso le entra un mensaje de whatsapp, deja el correo, toma su celular y lo lee, era un colega que le envíaba un link para la inscripción a un webinar que le podía interesar. Abre el link, se inscribe en el webinar, mientras lo hacía, ve en el navegador un video de niños, se acuerda que no ha pagado la cuota del colegio. Así que abre la aplicación del banco para hacer la transferencia y pagarla. En eso suena el celular y era su jefe que lo regaña porque aún no le ha contestado el mail, ya son las 10:30 am. ¿Te ha pasado algo similar?

Gustavo perdió la atención y olvidó contestar rápidamente el mail. La atención permite procesar lo que hay en tu entorno, el área frontal del cerebro filtra lo que le parece no útil y por otro lado se enfoca en lo si cree que le puede servir. Piensa en la atención como el líder de tu cerebro. Donde quiera que vaya la atención, el resto del cerebro le sigue.  ¿Tu cerebro tiene un buen o mal líder?, ¿Te guía bien?

La literatura indica que los humanos deambulan por la mente, alejándose de las tareas que necesitan su atención, el 50% de los momentos de vigilia.

Además cuando te aburres con reuniones monótonas, llena de números sin sentido para tí, tu mente genera todo tipo de contenido interno para ocuparse.

Esto puede traer consecuencias nefastas, si justo te distrajiste 3 minutos cuando estaban explicando las próximas modificaciones en tu área.

Cuando deambulas por tu mente sin darte cuenta de que lo estás haciendo, hay consecuencias. Cometes errores, pierdes información crítica y puedes tener dificultad para tomar decisiones. Ni si quiera pensar, si te sucede manejando o cuando llegas al final de un libro y no sabes que leíste en la página.

¿Cómo prestar atención a tu atención?

1) Apaga todos los sonidos

Apaga todas los sonidos de tus notificaciones del móvil y computadora. Cada vez que tu cerebro escucha un sonido no puede evitar mirar hacia la fuente. Porque en la prehistoria cuando algo se movía, era algo que nos podía comer o ser algo que podiamos comer. Ese reflejo de protección persiste hasta el día hoy.

2) Realiza una tarea a la vez

Realiza de una tarea a la vez, trabaja en bloques de 25 minutos y toma un descanso de 5 minutos. Realiza esto 4 veces y luego puedes tomar un break de 30 minutos. Ojalá al iniciar cada bloque sea un tema diferente al anterior y sino puedes que sea una etapa distinta.

3) Escucha música relajante

Escucha música relajante o habita un ambiente silencioso.  El silencio es un recurso preciado hoy en día sobre todo en ambientes laborales compartidos, usar audífonos con modo de cancelación de ruidos activados en una forma de disminuir las distracciones.

4) Come sanamente

ome sanamente sin saltarte comidas, porque inhibir distractores por tu cerebro, es un proceso que gasta energía. Además es necesario tomar agua de manera abundante. No descuides este punto.

Beneficios de cuidar tu atención

Cuando cuidas tu atención como resultado, te sentirás con menos estrés, te rendirá más el tiempo, estarás trabajando en desplegar todas tus potencialidades y  además puede ser algo divertido.

¿Cuánta veces has desechado tomar un curso o leer un buen libro porque no tienes tiempo? Aprovechar al máximo tu atención te permitiría desarrollar las habilidades necesarias para seguir avanzando en tu carrera o para mejorar tu comunicación con tu equipo.

Las distracciones van en acenso, es casi imposible evitar disfrutar ver series, lo que no tiene nada de malo, pero has tomado el tiempo que estás frente a una pantalla en un tema que quizás no es tu prioridad. 

Después de eso, pasas horas mirando tus redes sociales en conversaciones que quizás nada tiene que ver contigo, sin embargo, me imagino que estás pensando en primer lugar «es mi tiempo libre» , en segundo lugar «necesito descansar» y en tercer lugar «a ti que te importa», pero te cuento que esos hábitos sino le pones un limite no te dejarán avanzar.

La atención es un bien limitado que se debe cuidar y destinar todo tu esfuerzo para lograr no caer en el irrestible poder de tu mente errante que la mitad del tiempo viaja a lugares e ideas que no tienes el control.

Al final de  este blog te dejo un juego, es un quiz muy corto de 5 preguntas, que te ayudará a mejorar tu atención, además de traerte recuerdos de tu niñez.

Para iniciar Press Start.

Contesta cada pregunta, tómate el tiempo necesario, no hay tiempo límite.
Si te equivocas, aprieta Try again (inténtalo de nuevo) y vuelve a contestar. Lo puedes hacer las veces que desees.

Al final mira los puntos que acertaste y cuentame

Comentame ¿Cómo prestas atención a tu atención?, si crees que este artículo puede ser utíl para tu red de contacto, colaboradores y amigos compartelo. Si no quieres perderte información de valor para ti que puede ayudarte a mejorar las habilidades necesarias para enfrentar un mundo con cambios sin precedentes, te invito a suscribirte a mi blog

Nos vemos

Paula