Las emociones son contagiosas, impactan a las personas a nuestro alrededor, llegando incluso a alterar la presión sanguínea y frecuencia cardíaca.

¿Qué son las emociones?, ¿Hay algunas que son buenas o malas?. ¿Cómo afectan tu trabajo? Existen estilos emocionales ¿Cuál es el tuyo?

Las emociones son un sistema de guía que nos permite alejarnos o acercarnos de un estímulo externo; es lo que pasa dentro de nosotros cuando observamos algo del exterior y lo que sucede internamente cuando recordamos una situación, persona o cosa. 

Las emociones, están diseñadas para protegernos, según Chip Conley (2012) y  son los vehículos para transformar o mover cosas en tu vida. Muchas veces se confunde los términos emoción y los pensamientos, pero son distintos.  Los pensamientos incluyen a la emoción, es la racionalización, lo que estas sintiendo pasa por el córtex pre frontal y se analiza,  se compara con una experiencia previa y poder así sacar conclusiones.

La Doctora Candace Pert, reconocida científica que estudia las emociones y sus efectos en el organismo comenta que “la persistencia de un pensamiento negativo puede desencadenar una serie de procesos bioquímicos con resultados biológicos nocivos, tanto para el cerebro como para el cuerpo. Hay sustancias que se liberan en el organismo para cada emoción, neurotransmisores. Cada vez que activamos cierta interpretación o pensamiento, nuestro hipotálamo libera ese péptido al corriente sanguíneo”.

Las emociones son contagiosas, impactan a las personas a nuestro alrededor, llegando incluso a alterar la presión sanguínea y frecuencia cardíaca.El miedo, ansiedad, enojo, se traspasan a un equipo de trabajo, pero también lo puede ser el entusiasmo y la diversión.

Las empresas no son solo acerca de números, sino acerca de personas , que tienen emociones y con ellas toman decisiones. Además las personas tienen emociones que sienten durante una jornada laboral y un líder tiene que ser capaz de reconocerlas, entenderlas y decidir estrategias para responder de manera adecuada frente a ellas. Pero antes de tratar de identificar las emociones de los demás se debe reconocer y gestionar las propias.

Davidson y Begley el 2012 categorizaron estilos emocionales, los definieron como “la manera constante de responder a las experiencias de la vida, que identifica distintos áreas del cerebro, específicos patrones neuronales, que podrían medirse con métodos de laboratorios objetivos”. Estableció 6 estilos emocionales, con grados de graduación. Conocerlos te ayudará a entender mejor tu medio ambiente, como a ti mismo.

Estilos emocionales

1)Estilo Resiliente: 

Determina como se responde a la adversidad, con distintos niveles estando en los extremos de rápido recuperación frente a la adversidad y otro con baja recuperación. Si luego que sucede algo rápidamente tomas el aprendizaje y sigues adelante eres de los rápidos, esta respuesta depende de la conexión entre amígdala y el córtex pre frontal. Mientras más se activa la amígdala, la posibilidad de respuesta es más lenta. Por lo importante de este estilo de liderazgo más adelante en este capítulo profundizamos sobre el tema.

2)Estilo Panorámico:

Acá en los extremos tenemos pesimista versus optimista. Es la manera que ve los hechos de cada día. Mientras mayores sean las conexiones entre el córtex pre frontal y el núcleo accumbens (Centro del placer), más se ve la vida por el lado brillante siempre. Una mirada positiva de las cosas también esta ligado a una alta motivación, energía, creatividad, determinación y estado de salud.

3)Estilo intuitivo:

En los extremos esta el que no puede ver leer las intenciones y emociones de los demás y en el otro extremo está el muy intuitivo que pareciera que leyera los pensamientos de otros. Siendo empático y compasivo. Aquí intervienen la amígdala y la sola del gyrus fusiforme (ubicado en lóbulos temporales y occipitales del córtex), mientras más se estimula la amígdala, menos se ven las intenciones.

4)Estilo consciente:

Muy importante en liderazgo ya que solo se puede dirigir la energía y acciones apropiadas cuando conocemos nuestros sentimientos y emociones, detectando los mensajes que nuestro cuerpo está mandándonos. Mayor actividad de la ínsula mejor entendemos nuestras propias emociones. La ínsula está ubicada en el córtex cerebral, el centro de nuestro auto reconocimiento.

5)Estilo sensitivo:

530

Permite tener emociones adecuadas en los ambientes según las condiciones externas, podría por ejemplo ser un bajo estilo sensitivo si un colaborador viene triste a contarte que se murió un familiar y tu realizas un chiste con esa situación. Una baja conexión al hipocampo o uno más pequeño puede producir estas reacciones.

6)Estilo focalizado:

Hay personas que se distraen fácilmente y otros son altamente enfocados en su trabajo. Cuando tienes un alto foco la área del córtex pre frontal está perfectamente sincronizada con los estímulos externos. Estás mentalmente en línea con lo que prestas atención, no pasa una mosca y te distraes. Pero ten presente, que un exceso de foco inhibe la creatividad, es necesario tener momentos durante el día de distracciones, pero que no sean tantas que alteren el desempeño y la productividad. Coloca la situación en tu contexto laboral.

Neurotips para gestionar las emociones

1)Dimensionar 

Escribe los 6 estilos de liderazgo y ranquéalos de 1 a 5, según como sientas que lo tienes incorporado siendo el 1 con bajo desarrollo y el 5 estilo logrado.

Pídele a un colaborador de confianza te que ranquee según su percepción.  Luego que te haga un feedback, con esta información genera estrategias para desarrollar los estilos que consideras que son óptimos para ti y que tienen una baja puntuación. La metodología Benzinger y sesiones de coaching ejecutivo te pueden acompañar en este proceso para desarrollarlo.

2)Observa

Las palabras refuerzan actitudes positivas o negativas. Si se usan ciertas palabras de manera habitual, se crean neurocircuitos relacionados con las emociones que dirigen la conducta de forma no consciente. Observa el dialogo contigo mismo y el que tienes con los demás ambos  producen respuestas en tu cuerpo. Conectate con el arte de preguntar.

No es lo mismo decir “odio su comportamiento”, que  expresar “quiero que incorpore nuevos hábitos”. Las palabras crean realidades, si dices que no vas a lograr algo, lo mas probable es que no lo consigas. Si expresas “ puede ser, tal vez”, estas incorporando una duda que no lo vas a lograr. 

Los seres humanos se sienten como piensan, y como piensan es como se sienten, el cerebro determina ciertas pensamientos  y los pensamientos tienen influencia en el cerebro. 

Ahora a pensar como incorporar en tus conversaciones, afirmaciones con connotación positiva, así tendrás un mejor bienestar, aumento de buenas relaciones con tu entorno y mejores relaciones comerciales.

3) Silencia

Nada peor que para gestionar tus emociones es iniciar el día escuchando noticias. La información sobre robos, hechos delictuales aterradores, caídas de la economía, bombardeos en el extranjero. Solo te conectan con miedo, desanimo e incertidumbre. Si quieres estar conectado con la actualidad busca otra hora del día o un medio menos impactante como los diarios digitales. Sintoniza tu cerebro en positivo en las mañanas, te ayudara tener mucha energía. ¿Que tal escuchar tu radio favorita de música? ¿O crear tu propia lista en spotify?

4) Recuerda

Genera mas emociones positivas, evoca en tu mente personas que quieres y lindos momentos vividos. Si el pensamiento es fuerte y está cargado de la misma emoción que cuando sucedió, en tu cuerpo sucederán semejantes reacciones químicas que cuando paso la situación. Llena tu vida de momentos divertidos, guárdalos como tesoros preciosos. 

5)Postura

El “cuerpo habla”, ¿Has escuchado esa frase? Observa tus posturas, tiene mucho que decir sobre como te sientes. Si caminas lento con la cabeza baja, hombros hacia delante, es casi imposible no desanimarte. Circula con pasos firmes, mirando hacia delante y seguro que hoy vivirás un mejor día que ayer, tienes un inmenso futuro delante de ti. Ese solo cambio de postura mejorará el animo.

6)Prémiate

¿Te das distinciones?, bueno de ser así seguro esta noticia te va gustar. El chocolate también ayuda a sentirte positivo y a cuidar tu cerebro. Come 20 gramos al día, ojala de los mas amargos, sobre 70% de cacao. El chocolate es considerado un superalimento. El único problema es solo comer los 20 gramos, ya que cuando uno inicia no para hasta comérselo todo. ¿O eso me pasa solo a mí?

7)Medita

Meditar 15 a 20 minutos al día ha dejado de ser solo una práctica religiosa del oriente, porque se han conocido sus beneficios en el cerebro y la salud. Esta práctica puede disminuir la frecuencia que denota un estado de estrés ( entre 20 y 31Hz), aumentando las ondas asociadas a estados de relajación (alfa, entre 8 y 12 Hz). Estas ondas pueden mantenerse por un tiempo luego de haber meditado, traduciéndose en actitudes relajadas, mejor gestión de las emociones y sensación de bienestar.

Los beneficios cerebrales de la meditación aparecen muy rápidamente. Hay estudios que sugieren incluso que es posible apreciar los beneficios cerebrales de la meditación incluso con sólo diez minutos de práctica regular. ¿Te animas a intentarlo?, existen muchos videos en redes sociales y aplicaciones que puedes encontrar, incluso alguna gratuitas.  

Comparte este blog, para que pueda llegar a más personas y por supuesto te invito a suscribirte. Semanalmente comparto información con conocimientos basados en neurociencia y coaching, aplicados al liderazgo, toma de decisiones, pensamiento, productividad, creatividad, entre otros.

Si estás leyendo en la computadora el final del blog puedes encontrar donde suscribirte.

Si estás desde tu móvil, ve el final del blog y apreta “ver sitio completo”, ahí te lleva a la página, vas para abajo y te suscribes. (lo siento, wordpress no mejora esto aún para celulares, espero que pronto lo haga. ¡Pero te espero!!)

Gracias

Paula